warhammer40.net utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando aceptas nuestra Política de cookies.

EL LIBRO DE Z�RISAX
EL QUE SACIA LA AMBICI�N

INTRODUCCI�N

Z�risax es otro de los innumerables demonios de la disformidad que es adorado, alimentado por los hombres del universo material. Al igual que el resto, esta entidad se nutre de emociones, y la emoci�n que le dio vida es tan antigua como la que dio vida al mismo Khorne. Ha recibido muchos nombres a lo largo de su historia: el Se�or de la Ambici�n, el Sembrador de Ciza�a, el Ladr�n de Vida...

Resulta dif�cil establecer a qu� sentimiento responde Z�risax exactamente. Durante milenios se ha alimentado de docenas de emociones y debilidades humanas, siendo siempre sus favoritos los sentimientos de celos y ambici�n. Es innato en los hombres envidiar a aquellos a los que ven como sus mejores o a los que poseen lo que ellos no. En muchas ocasiones esos sentimientos han desembocado en conflicto o incluso en guerra abierta y es en ese momento en el que Z�risax act�a, avivando los celos hasta que se convierten en sed de poder. Entonces ofrece a los hombres sus habilidades para robar el alma de sus v�ctimas y fortalecerse con ellas, robando as� aquello que se envidiaba, saciando la sed.

Siguiendo sus propios instintos, Z�risax es enormemente celoso con el resto de demonios. Envidia a Los Cuatro del Pante�n por su inconmensurable poder y har� todo lo que est� a su alcance para superarles. En respuesta, aquellos que le adoran tienen un sentido de la ambici�n monstruosamente exagerado. Si ven algo que les gusta en manos de otro, har�n lo que sea necesario para poseerlo. Tambi�n pueden envidiar aquello que no es posible obtener, como el f�sico, la inteligencia o los poderes de otros. Del mismo modo son capaces de suscitar envidia a aquellos que les contemplan, haciendo que sus enemigos se expongan a sus armas v�ctimas de un avidez aparentemente est�pida por coger un adorno de sus armaduras.

Cuando un individuo ha demostrado su lealtad al Se�or de la Ambici�n, �ste puede bendecirle con el poder de arrebatar aquello que anhela de sus v�ctimas, pudiendo adquirir la perfecci�n f�sica o mental de cualquier otro dej�ndole marchito como una flor muerta. El alto grado de perfecci�n de aquellos que siguen a Slaanesh no pasa inadvertido a los seguidores de Z�risax, lo cual ha provocado que ambas facciones entablen una gran rivalidad por alcanzar la perfecci�n. Mientras que los adoradores del Pr�ncipe de los Excesos pretenden perfeccionarse a s� mismos, los que adoran al Se�or de la Ambici�n buscan conseguirlo robando esa perfecci�n a otros mediante sus poderes. En m�s de una ocasi�n los Hijos del Emperador se han visto atacados por ej�rcitos de los llamados Ladrones de Almas que pretend�an arrebatarles su belleza f�sica e intelectual

HORDAS DE DEMONIOS

 

Puntos

HA

HP

F

R

H

I

A

L

Sv

Arrebatadoras

16

4

0

4

3

1

4

2

8

-/5+

Las criaturas de Z�risax son demonios que llevan su envidia al l�mite de lo material. Envidian la fuerza y la capacidad de destrucci�n, no dudando en usar sus oscuras habilidades para robar la fortaleza y vitalidad de sus enemigos o desviar su atenci�n del combate hacia los m�ritos de sus camaradas provoc�ndoles celos. Pero tambi�n envidian la belleza, por lo que generalmente presentan un aspecto hermoso, pero esto depende mucho de qu� es lo que los demonios envidian de las criaturas materiales. Los demonios incluso pueden decidir cambiar de aspecto en mitad de la batalla porque han visto una forma que les gusta m�s que la que tienen actualmente.

Las Arrebatadoras pueden elegirse como Hordas de Demonios en un ej�rcito del Caos.

Escuadra: 5-15.

Armamento: cada tipo de demonio tiene unas habilidades demon�acas distintas; algunas de ellas son innatas y otras se las confieren las armas que empu�an.

REGLAS ESPECIALES

Las Arrebatadoras pueden repetir todas las tiradas para impactar falladas en combate cuerpo a cuerpo.

Las reglas de Invocados, Invulnerable e Inestabilidad se aplican a las Arrebatadoras del mismo modo que al resto de Hordas de Demonios (consulta el Codex: Marines Espaciales del Caos).

La Marca de Z�risax

Puede otorgarse la Marca de Z�risax a un personaje independiente (+10 ptos) o a las miniaturas de una escuadra de Marines Espaciales del Caos, Elegidos, Pose�dos o Motoristas del Caos (+3 ptos/miniat.). Los seguidores de Z�risax roban artefactos y armas de sus rivales e incluso pueden robarles cualquier cosa que envidien en ellos, ya sea material o no. Las miniaturas con la marca de Z�risax poseen Sed de Poder.

Sed de Poder

Los adoradores del Se�or de la Ambici�n adquieren la capacidad de robar la esencia vital de sus v�ctimas. Durante el combate estos codiciosos guerreros buscan a los m�s h�biles o poderosos de entre sus enemigos para aniquilarlos y fortalecerse con sus almas, llegando incluso a desde�ar a aquellos rivales a los que no ven como dignos oponentes. Por desgracia, estos esbirros del Caos rivalizan furiosamente entre s� por las almas de sus enemigos y constantemente estallan peleas entre sus propias filas.

Todas las miniaturas con la marca de Z�risax poseen la habilidad de veterano Contraataque sin coste adicional y adquieren +1 a su Liderazgo, hasta un m�ximo de 10.

Los Personajes Independientes y los Paladines con Sed de Poder adquieren +1 Ataque si se encuentran en contacto peana con peana con alguna miniatura cuya HA sea igual o superior a la suya. Este modificador es acumulativo a cualquier otro (arma adicional, cargar, etc...). Por el contrario, si todas las miniaturas en contacto peana con peana poseen una HA inferior a la suya sufrir�n un penalizador de �1 Ataque hasta un m�nimo de 1.

Si en una escuadra s�lo algunas miniaturas poseen la marca de K�risax, es decir, no todas las miniaturas son portadoras de su marca (como en casos en que un personaje independiente sin marca o con la marca del Caos Absoluto se les una), la escuadra deber� efectuar un chequeo de Liderazgo sin modificar al inicio de cada turno. Si lo fallan no podr�n mover durante la fase de movimiento aunque s� podr�n actuar normalmente en las fases de disparo (se considerar� que han movido) y asalto (podr�n asaltar).

Veh�culos de Z�risax

Un Veh�culo encomendado a Z�risax tiene la modificaci�n de veh�culo Incensarios de la Ciza�a (+15 ptos). El veh�culo porta varios quemadores cuyo humo provoca sentimientos celosos en aquellos que los aspiran. En breve empezar�n a discutir entre s� por motivos absurdos como querer el arma de un compa�ero o querer asumir el mando de la escuadra. Toda unidad con alguna miniatura a 15 cm o menos del veh�culo al final de la fase de movimiento del Caos deber� superar un chequeo de Liderazgo sin modificar, si lo falla no podr�n mover durante la fase de movimiento aunque s� podr�n actuar normalmente en las fases de disparo (se considerar� que han movido) y asalto (podr�n asaltar).

Regalos de Z�risax

Las siguientes opciones de equipo s�lo pueden ser escogidas por miniaturas con la marca de Z�risax. Se aplican las mismas reglas y restricciones contempladas en la armer�a del Caos. Las opciones marcadas con * pueden ser utilizadas por miniaturas con armadura de exterminador.

Cimitarra de Inmortalidad* (arma demonio).....................

25 ptos

�Tus poderes ser�n m�os!*...........................................

20 ptos

Estandarte de la Ambici�n*.........................................

35 ptos

Lanza Devoraalmas* (arma demonio)..............................

30 ptos

Proyectiles de la Ciza�a*.............................................

10 ptos

Desaf�o........................................................................

10 ptos

Guardaespaldas Arrebatadoras*.................................

16 ptos/mini

Amuleto Codicioso.....................................................

15 ptos

Cimitarra de Inmortalidad

Esta arma contiene la esencia de un poderoso demonio Arrebatador al que Z�risax no ha concedido el don de un cuerpo f�sico con el que manifestarse en el universo material. Ello provoca que el ente est� muy celoso de sus cong�neres y ans�a absorber la suficiente esencia vital para liberarse de su prisi�n y asumir una forma corp�rea. El marine del Caos puede a su vez aprovecharse de esto utilizando la energ�a que roba la espada para fortalecerse.

Se considera como un arma de energ�a. Tira 1D6 al final de cada fase de asalto del Caos en la que el portador haya eliminado a alguna miniatura enemiga; con un resultado de 4+ el portador recuperar� 1 Herida que haya sufrido durante la batalla hasta el m�ximo de Heridas de su perfil de atributos. Esta misma Herida puede perderse si la miniatura falla su chequeo de dominaci�n del arma demonio. Si la miniatura muere durante una fase de asalto en la que ha causado alguna baja, t�mbala y tira 1D6 al final de esa fase; con un 4+ volver� a levantarse con 1 Herida.

�Tus poderes ser�n m�os!

Por supuesto, existen muchos adoradores del caos con habilidades tan poderosas que todos desear�an poseerlas. Estas habilidades est�n fuera del alcance de la mayor�a de los rivales, pero los paladines de Z�risax m�s poderosos han aprendido a robar energ�a ps�quica para desarrollar sus habilidades.

Se trata de un poder ps�quico que afecta �nicamente a ps�quicos enemigos. Se emplea en la fase de disparo en lugar de emplear otra arma y tiene un alcance de 45 cm. Si se supera el chequeo ps�quico, ambos jugadores tiran 1D6 y suman el Liderazgo de sus respectivas miniaturas. Si el hechicero obtiene un resultado superior al del ps�quico enemigo podr� adquirir un poder ps�quico menor tal y como se especifica en la p�gina 64 del Ordo Malleus Dixit II, sin coste en puntos alguno, con la diferencia de que si obtiene un poder que ya posee no podr� repetir la tirada en otra tabla de disciplina. Como �Tus poderes ser�n m�os! es un poder ps�quico mayor, no podr� utilizar el nuevo poder adquirido en el mismo turno.

No existe l�mite al n�mero de poderes ps�quicos menores que un hechicero puede adquirir en una batalla mediante el uso de �Tus poderes ser�n m�os!.

Estandarte de la Ambici�n

La brujer�a de Z�risax se ha embebido en este magn�fico estandarte de metales y piedras preciosas despidiendo una neblina almizclera que hace que los enemigos dejen de intentar herir a los marines del Caos para intentar arrebatarles cualquier objeto que porten, o incluso empiecen a pelear entre s� por sus medallas permitiendo que los enemigos les aniquilen.

Adem�s de actuar como una Reliquia de Z�risax, una vez por batalla el portador del estandarte puede desencadenar su poder en la fase de asalto. Cuando ocurra, todas las unidades amigas con alguna miniatura a 15 cm o menos del estandarte podr�n repetir todas las tiradas para impactar falladas en esa fase de asalto.

Lanza Devoraalmas

Esta arma es capaz de drenar la fuerza de aquellos a los que hiere reduci�ndolos a marchitas y vac�as carcasas.

Se considera como un arma de energ�a a dos manos que permite repetir todas las tiradas para herir falladas en combate cuerpo a cuerpo. Adem�s, la miniatura adquiere un +1 a su Iniciativa s�lo cuando carga o contraataca.

Proyectiles de la Ciza�a

Estos proyectiles b�lter est�n hechizados. Con cada explosi�n env�an oleadas de enemistad y rencor que acaban afectando a los enemigos cercanos, los cuales empezar�n a discutir entre ellos anulando la operatividad de la escuadra.

Estos proyectiles s�lo pueden utilizarse con un B�lter, un Combib�lter o el componente B�lter de una Combiarma. Toda unidad que sufra alguna baja a causa de esta munici�n deber� superar un chequeo de Liderazgo sin modificar, si lo falla, en su pr�ximo turno no podr�n mover durante la fase de movimiento aunque s� podr�n actuar normalmente en las fases de disparo (se considerar� que han movido) y asalto (podr�n asaltar).

Desaf�o

El marine del Cao ses tremendamente orgulloso y est� �vido de almas. No cesar� de increpar y provocar a los campeones enemigos y emplear� las sutiles influencias de Z�risax para incitarles a aceptar un duelo entre guerreros.

Al principio de cualquier fase de asalto en la que la miniatura se encuentre en combate cuerpo a cuerpo podr� lanzar un desaf�o. El jugador rival deber� elegir a un personaje enemigo que se encuentre involucrado en el mismo combate, habiendo que colocarlas en contacto peana con peana. Ninguna otra miniatura podr� atacar o ser atacada por las miniaturas en duelo y ser� el resultado de �ste el que se tenga en cuenta a la hora de determinar qu� bando es el ganador. El resto de miniaturas trabadas en combate deber� luchar normalmente, pero las heridas que causen no se contabilizan a este respecto.

Guardaespaldas Arrebatadoras

Muchos se�ores del Caos marchan hacia la batalla acompa�ados por las criaturas de la disformidad que sus dioses les regalan. Los seguidores del Se�or de la Ambici�n no pueden ser menos de modo que exigen tener mascotas o acompa�antes para lucirlos ante sus enemigos antes de lanzarse sobre ellos.

Seguidores. El marine se hace acompa�ar por entre 1 y 2 Arrebatadoras. Cada Arrebatadora posee el mismo coste y reglas especiales especificados al principio de este Libro del Caos, pero se sustentan de la energ�a de su amo por lo que las reglas de Invocados e Inestabilidad Demon�aca no se les aplican.

Amuleto Codicioso

Este peque�o talism�n est� saturado por la energ�a ca�tica de Z�risax. Cualquiera que pose su mirada en �l lo desear� desesperadamente hasta el punto de abalanzarse descuidadamente sobre su portador para cogerlo.

Toda miniatura en contacto peana con peana con el portador de este amuleto sufrir� un �1 a su Iniciativa.

 

Atr�sInicio